The Adicts: La fiesta punk rock

Posted by on Jun 8, 2016 in Blog, Reportajes | 0 comments

The Adicts: La fiesta punk rock

La visita de The Adicts a nuestra ciudad representaba de antemano una total celebración. Desde temprana hora ya había una buena cantidad de personas con atuendos con la ya célebre imagen de Keith Warren; algunos más optaban por la estética setentera del punk clásico inglés: mohicanas, ropa deshilachada y llamativos estampados.

Si bien la entrada en un principio parecía poca para un grupo como The Adicts, cerca de la hora que el grupo se presentaría, la afluencia fue multiplicándose, hasta tener una muy buena audiencia, lista para una de las noches mas divertidas que se tienen memoria.

Sobre las 11 de la noche, entraron uno a uno los integrantes de la celebre agrupación, hasta aparecer en escena su singular vocalista, con un vistosísimo atuendo que provocó una carretada de aplausos y puso al público con los ánimos a tope.

Y así, sin más, irrumpieron con canciones del calibre de “Joker In The Pack”, “Let’s Go” y “Horrorshow“. Desde el inicio, el grupo daba muestras de su entretenido show y de su potente directo. Había por parte de ellos un total dominio tanto del escenario, como de los tiempos, ingredientes para tener prácticamente al público en el bolsillo en todo momento.

Un clásico como “Tango” nos regaló una postal de Warren con una sombrilla que sobre el final de la canción, provocaría una explosión de confeti sobre el público de adelante. “Easy Way Out” puso en primer plano el espíritu mas rasposo de la agrupación inglesa a base de guitarrazos, siguiéndo la misma tónica una energética “Numbers“. “I’m Yours” le bajó un poco a los decibeles y sacó su lado mas melódico y romanticón. Los aplausos y la entrega del público cada vez seguía siendo mayor; una bandera de México con el logo de The Adicts haría su aparición, algo que simbolizaba lo que para esos momentos era el concierto: una comunión perfecta entre ambas partes. De ahí en adelante ya nada bajaría el listón de lo que fue el concierto, una fiesta total con momentos de mayor potencia con temas como “Just Like Me“, “Johny Was a Soldier“, la increíble “Steamroller” o la divertidísima “Chinese Takeaway“, donde el vocalista se dio vuelo haciendo mil locuras; así como momentos de más baja intensidad pero de igual entrega, como “Go Genie Go” o “Angel“.

Sobre el final de tan cálida noche (en muchos sentidos) la agrupación nos obsequiaría su tema mas emblemático, uno de los himnos generacionales mas grandes del punk: “Viva la Revolution“, que convirtió al recinto en un torbellino, la locura total, para tener un cierre final por demás emotivo, con su versión del himno “You’ll Never Walk Alone“. Muchísimo confeti, papel, y globos gigantes coparon el lugar. Todo era una fiesta total y un concierto tan espectacular, como potente y vibrante. Una noche que solo un grupo como The Adicts podría generar desde su honesta propuesta. Ante esto sólo nos queda mas que agradecer esa noche tan memorable.

Gracias The Adicts.

Fotos : Antonio Sanchez

Leave a Reply