El poder y virtuosismo de los Winery Dogs

Posted by on Jun 7, 2016 in Blog, Noticias | 0 comments

El poder y virtuosismo de los Winery Dogs

Las expectativas de ver a un grupo de tan alto calibre como The Winery Dogs por primera vez en Guadalajara eran altas. El lugar, sin estar abarrotado, si presentaba una entrada bastante respetable, con gente ansiosa de escuchar uno de los actos mas virtuosamente rocanroleros que le haya tocado presenciar a la ciudad. Y vaya que el acto que este power trio llevó a cabo, desquitó cada centavo.

Alrededor de las 10 pm. hicieron su aparición Kortzen, Portnoy y Sheehan provocando el alarido del público, y sin mayores aspavientos, descargaron su potencia a través de “Oblivion” y “Captain Love” de su segundo y muy reciente LP “Hot Streak“.

Desde el primer minuto uno podía darse cuenta que estaba ante una banda que era puro poder y virtuosismo, desde la batería de Mike Portnoy, que incluso en algún punto del show tiene su momento estelar, pasando por el bajo de Billy Sheehan, simplemente espectacular, un bajo tan lleno de pasión, locura y destreza que es imposible no quedar con la boca abierta (él también cuenta con un solo de bajo que está para volarle la cabeza a cualquiera que aprecie la buena música). Prácticamente le hace el amor al bajo con cada nota. Y cierra el círculo Richie Kotzen, con su presencia, su guitarra y su impresionante voz, la cual, hay que decirlo, es imposible no recordar a la de Chris Cornell; aunque fuera de relativas comparaciones, es un lujo escucharlo desenvolver su potentísima voz, ya sea acompañado de una espectacular pared de sonido como en la mayoría de canciones del grupo, como de una sencilla y emotiva guitarra acústica como en “Fire“, o de la mano de unos teclados como en “Regret“.

Aunque es difícil poner por encima algún momento del concierto ante tal muestra de notable calidad, sin duda el clímax del concierto está en los últimos cuatro temas (encore incluido) con la pegadiza “I’m No Angel“, la coreadísima “Elevate“, la melancólica y muy sensual “Regret“, para así rematar y coronar el concierto de la mano de la poderosísima “Desire“.

Una noche de Hard Rock del bueno. Fino, potente, virtuoso y memorable. Una noche para recordar.

Fotos por Setlist (http://setlist.me/)

Leave a Reply